“VOLVEMOS”, el plan del sector óptico para recuperar la confianza del usuario tras la crisis

Las ópticas podrán abrir durante el estado de alarma
14 marzo, 2020
GUÍA REAPERTURA DEL ESTABLECIMIENTO SANITARIO DE ÓPTICA
4 mayo, 2020
Mostrar todos

“VOLVEMOS”, el plan del sector óptico para recuperar la confianza del usuario tras la crisis

  • La salud visual, una de las grandes perjudicadas de estas más de seis semanas de cuarentena: expertos advierten de la generalización de problemas como fatiga visual o la miopización de los más jóvenes, entre otros.

  • Este sector esencial quiere explicar al consumidor sus medidas de higiene y consejos de seguridad en sus establecimientos para que sus visitas sean seguras.

  • Todas las ópticas que lo deseen podrán adherirse y contar con el identificativo de “establecimiento sanitario higienizado” y el resto de materiales de comunicación.

 

Madrid. 29 de abril de 2020. El sector óptico se prepara ya para la salida escalonada del confinamiento y lo hace como siempre ha hecho: uniéndose para hacer frente a la crisis y ofrecer recursos a los profesionales ópticos-optometristas y las empresas del sector para hacer que la vuelta a la normalidad sea lo más sencilla posible dentro de las circunstancias.

Así, la asociación de utilidad pública Visión y Vida, la patronal empresarial (FEDAO, Federación Española de Asociaciones del Sector Óptico), junto con AEO (asociación que representa a los fabricantes), AECOCC (asociación de cadenas de óptica), AECOP (asociación de grupos de óptica), ANEOP (asociación de empresarios de óptica), y universidades, como la Facultad de Óptica y Optometría de Terrassa han trabajado juntos una guía de consejos para la apertura segura de los establecimientos tras este periodo de crisis. Asimismo, la iniciativa cuenta con el conocimiento del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas.

La guía, que viene a complementar los protocolos técnicos ofrecidos por el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas y todos los colegios autonómicos, quiere ayudar a los cerca de 10.000 establecimientos comerciales de óptica con consejos y recursos para que abran sus puertas sabiendo proyectar en el consumidor una situación de confianza para que vuelvan a sus establecimientos con normalidad, sobre todo dada la importancia de realizarse una revisión visual después del confinamiento.

“Sabemos que estas más de seis semanas en casa pueden estar afectando de manera drástica a la salud visual de los más pequeños –quienes están abusando de pantallas tanto para seguir sus estudios académicos como para disfrutar de su tiempo de ocio y limitando el impacto de la luz solar en su retina- y de los mayores –quienes estamos muchas horas teletrabajando, leyendo y realizando un esfuerzo muy intenso de visión próxima-, sin hacer prácticamente uso de la visión lejana (paseos por la calle, conducción, salidas al aire libre), por lo que una vez termine el confinamiento será imprescindible realizar una revisión visual para comprobar que nuestra visión no está dañada y el sistema funciona correctamente”, explica Salvador Alsina, Presidente de Visión y Vida.

Es por ello que este sector esencial quiere ya dejar atrás “la crisis” para enfocarse en la recuperación, tanto de sus empresas como de la salud visual de la sociedad. “Todo el sector óptico se ha unido para trabajar en una campaña que anime al usuario a ´volver a ver a su óptico-optometrista´, demostrando que los establecimientos sanitarios de óptica son espacios higienizados y de confianza. Es nuestra obligación explicar a la gente los problemas derivados del confinamiento y nuestra labor sanitaria está ahora más reforzada que nunca: necesitamos comprobar que el sistema visual sigue funcionando correctamente y diagnosticar aquellas soluciones ópticas que nos permitan recuperar las funciones que se hayan visto dañadas”, puntualiza Alsina.

Problemas como la fatiga visual digital, derivada de abuso de pantallas, o el incremento de la miopía entre los más jóvenes pueden derivar en graves problemas de salud pública en el futuro, si tenemos en cuenta que actualmente más de la mitad de los jóvenes de entre 18 y 34 años ya son miopes –los nacidos entre 2000 y 2005 ya son mucho más miopes que los de la generación anterior– y que esta miopía, cuando supera las cinco dioptrías, puede derivar en patologías visuales, tales como DMAE o glaucoma. “Creemos que, tras el confinamiento, los resultados que obtendremos serán mucho peores en lo relativo a la prevalencia de la miopía entre los jóvenes, además de incrementarse la cantidad de riesgos asociados, como obesidad, adiciones, dolores musculares o de socialización”, explica Alsina.

Así, estas entidades ofrecerán de manera gratuita a todos aquellos socios que lo deseen diferentes elementos de comunicación que les permitan abrir sus puertas con seguridad, como son: identificativo para el escaparate de “establecimiento sanitario higienizado”, marcadores para los espacios y suelo, infografías y consejos audiovisuales para explicar al usuario cómo cuidar y limpiar sus equipamientos ópticos para evitar contagios o cómo actuar antes y durante la visita a óptico-optometrista, guía de actuación con los comerciales de óptica, campañas de redes sociales para animar a realizar estas visitas y consejos de salud visual, borradores de cartas, emailings o SMS, así como varios spots –adaptaciones de la campaña VISIÓN2020: Dos ojos para toda una vida- que circularán en redes sociales.

Todo aquel que quiera adherirse al plan, podrá hacerlo a través del siguiente link.

Es la manera en la que este sector desea colaborar con todas las empresas y profesionales. Estamos en un momento de sobreinformación y creemos que los mensajes que mayor validez tienen son aquellos directos y sencillos, que permitan saber que nos estamos cuidando y cuidaremos a todo aquel que entre en nuestros establecimientos”, concluye Alsina.

La guía, que cuenta con el apoyo de Correos Express, filial de paquetería urgente del Grupo Correos, como parte de la campaña de comunicación del VISIÓN2020: Dos ojos para toda una vida, la iniciativa que intenta trabajar en España, siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, para promover un cuidado preventivo de la salud visual y terminar con los casos de ceguera evitable.